Estoy indignadísimo. Diez tarjetas amarillas, dos rojas y no nos han dejado jugar». El técnico de la UP Plasencia, José Diego Pastelero, se mostraba especialmente dolido con el arbitraje tras, paradójicamente, pasar con éxito la eliminatoria de Copa Federación en Canarias. El cuadro blanquinegro perdió 1-0, con lo cual hubo prórroga y superó el enfrentamiento ante el San Fernando en la tanda de penaltis.

Pastelero, que fue expulsado junto al delegado de equipo, estaba enojado tras lo sucedido en el partido de vuelta de octavos de la competición ante el San Fernando. «Fuimos muy superiores, pero está bastante claro que no nos dejarían meter un gol», enfatizó el entrenador extremeño.

Mientras, el equipo placentino espera que el sorteo le depare un rival más cercano en cuanto a ubicación geográfica. Evidentemente, lo mejor sería medirse al Villanovense, que también eliminói al filial del Tenerife (3-3, 4-0 en la ida).

El técnico, que reservó para el viaje a Canarias a Durántez y Aarón, dos de sus futbolistas clave, quiere que ahora se olvide todo lo sucedido y sus hombres se centren en la competición doméstica, la liga, que es la que realmente importa. El equipo sigue en el quinto puesto, y desde luego no es el lugar en el que quiere estar. Sin embargo, queda aún mucha competición y el margen de error, que ya es bastante menor, no se quiere consumir antes de tiempo. El equipo tiene aún mucho que decir.

Fuente: El Periódico Extremadura Online